Contenidos

Versão em português


También de interés


Publicidad


Síntomas de cáncer de ano (anal)

Información sobre los signos habituales de tumor anal, señales que tiene el carcinoma y la neoplasia.

Los síntomas de cáncer de ano más comunes son los siguientes:

- Sangrado en el ano. Es el síntoma más común.
- Picazón en la zona anal. Debido a que muchas personas inicialmente atribuyen su sangrado y picazón a las hemorroides a veces se retrasa el diagnóstico de cáncer anal.
- Dolor en el ano o presión en esa área.
- Secreciones inusuales.
- Bulto cerca del ano.
- Cambio en los hábitos intestinales.


El cáncer de ano es poco común y comienza en el ano (la abertura en el extremo del recto).

Diagnóstico del cáncer de ano y pruebas


tacto rectal
Tacto rectal
El cáncer anal se puede detectar durante un tacto rectal de rutina o durante un procedimiento de menor importancia como la eliminación de lo que se cree que es una hemorroide.

anoscopia proctoscopia y rectoscopia
Anoscopia, proctoscopia y rectoscopia
El cáncer de ano también se puede detectar con procedimientos más invasivos como una anoscopia, una proctoscopia, o un ultrasonido endorrectal.

Si se sospecha de cáncer, se debe hacer una biopsia de ano.

El estudio diagnóstico debe incluir una tomografía computarizada (TAC) abdominal y pélvica o una resonancia magnética de la pelvis para evaluar los ganglios linfáticos de la pelvis, una radiografía de tórax y un análisis de la función hepática. La tomografía PET no es necesaria.

Tratamiento del cáncer anal


El cáncer de ano es tratado principalmente con una combinación de quimioterapia y radiación. Esto reduce la necesidad de una colostomía. La tasa de supervivencia a los 5 años es superior al 70%.

La cirugía se reserva sólo para los pacientes que no tienen buenos resultados con la terapia anterior. La terapia de rescate ha dado como resultado una tasa de supervivencia a 5 años del 60%.

Pronóstico y esperanza de vida del cáncer de ano


vacuna gardasil
Gardasil
Aproximadamente la mitad de todos los cánceres anales son diagnosticados antes de que se hayan diseminado más allá del sitio primario, mientras que entre el 13% y el 25% se diagnostican después de que el cáncer se haya diseminado a los ganglios linfáticos. El 10% se diagnostica después de que el cáncer se haya diseminado a órganos distantes o haya hecho metástasis.

Cuando se detecta a tiempo, el cáncer anal puede tratarse con bastante éxito. La tasa de supervivencia global a cinco años después del diagnóstico es del 60% para los hombres y del 71% para las mujeres.

cancer de ano
Ano
Cuando el cáncer se diagnostica en sus primeras etapas, la tasa de supervivencia a cinco años es del 82%. Una vez que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos circundantes, la supervivencia a cinco años se reduce a un 60%. Si el cáncer se ha diseminado a órganos distantes, solo uno de cada cinco pacientes vive cinco años o más.

El gardasil, una vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), y originalmente aprobada para la prevención del cáncer de cuello uterino, también se ha aprobado para la prevención del cáncer anal en hombres y mujeres.

Factores de riesgo del cáncer de ano


virus del papiloma humano
Virus del papiloma humano (VPH)
Hay diversos factores que aumentan el riesgo de padecer un cáncer en el ano:

- Edad. La mayoría de los cánceres anales (un 80%) se diagnostican en personas que son mayores de 60 años. Antes de los 35 años, el cáncer de ano es más común en los hombres. Sin embargo, después de 50 los años de edad, el cáncer anal es ligeramente más común en las mujeres.

- Estado civil. La tasa de incidencia de cáncer anal es seis veces mayor en los hombres solteros en comparación con los hombres casados.

- Sexo anal. El coito anal receptivo está fuertemente relacionado con el desarrollo de cáncer anal.

- Virus VPH. La infección anal por el virus del papiloma humano (VPH), que produce verrugas genitales, es un factor de riesgo importante.

- Sistema inmunitario débil. Los pacientes inmunocomprometidos, como aquellos que tienen SIDA (virus VIH), son propensos a contraer cáncer anal. En este subgrupo, el pronóstico es peor que en los pacientes no inmunocomprometidos.