Contenidos

Versão em português


También de interés


Redes sociales




Síntomas de cáncer de útero

Información sobre los signos iniciales típicos del tumor de cuello de útero, primeros signos frecuentes de carcinoma de matriz (cervicouterino), cervix (cervical uterino) y neoplasia de endometrio.

Hay diferentes tipos de cáncer de útero: sarcoma uterino, cáncer de endometrio y cáncer de cuello de útero. Los síntomas pueden ser ligeramente diferentes en cada caso.

Síntomas del sarcoma uterino


Muchos casos de sarcoma uterino pueden no tener síntomas antes de estar en una etapa avanzada. Los signos y síntomas de los dos tipos principales de sarcoma uterino son distintos.

Estos síntomas no siempre significan que una mujer tenga un sarcoma uterino. De hecho, a menudo se deben a células no cancerosas en el útero, crecimientos pre-cancerosos en el endometrio, o un carcinoma endometrial.

Los síntomas más frecuentes de sarcoma uterino son:

- Sangrado anormal. Si ha pasado la menopausia, es especialmente importante que informe del sangrado o manchado a su ginecólogo. Alrededor del 85% de las pacientes con diagnóstico de sarcoma uterino tienen un sangrado vaginal irregular (entre períodos) o sangrado después de la menopausia. Aunque este síntoma a menudo se debe a un trastorno benigno, es importante tener una evaluación médica inmediata de cualquier sangrado irregular. Los leiomiosarcomas son menos propensos a causar sangrado anormal que los sarcomas del estroma endometrial.

- Flujo vaginal. Alrededor del 10% de las mujeres con sarcomas uterinos tienen secreción vaginal sin sangre visible. Aunque la descarga es más a menudo un signo de infección u otro trastorno benigno, también puede ser un signo de cáncer. Cualquier secreción anormal se debe informar al médico.

- Dolor pélvico y/o presencia de un bulto en el útero. Cuando se diagnostica por primera vez, alrededor del 10% de las mujeres tienen dolor pélvico o un bulto (tumor) que se puede sentir. Usted o su médico pueden palpar la masa en el útero, o tener una sensación de plenitud en la pelvis.

Cáncer de útero
Actualmente no hay pruebas o exámenes para detectar los sarcomas uterinos en mujeres sin síntomas (asintomáticas). La prueba de Papanicolaou, que se realiza para el cáncer de cuello de útero, de vez en cuando puede encontrar algunos sarcomas uterinos en fase temprana, pero no es una prueba adecuada para este tipo de cáncer.

Si se sospecha un cáncer uterino, la mayoría de los médicos recomiendan que la mujer sea examinada por un ginecólogo oncólogo (un médico que se especializa en el diagnóstico y el tratamiento de los cánceres del aparato reproductor femenino).

Su médico le hará preguntas sobre su historia médica personal y familiar. También le preguntará sobre los síntomas, factores de riesgo, y otros problemas de salud. Se le hará un examen físico general y un examen pélvico.

Cáncer de endometrio


El sangrado vaginal anormal y el dolor pélvico son los síntomas característicos del cáncer de endometrio. Hay otros síntomas menos frecuentes que no deben ser ignorados:

- Cualquier sangrado después de la menopausia. El sangrado puede comenzar como un flujo blanco o acuoso manchado de sangre, y luego pasar a ser una descarga completamente ensangrentada.
- Exceso de sangrado menstrual (menorragia).
- Períodos irregulares, períodos más frecuentes o sangrado entre períodos (metrorragia).
- Dolor abdominal, dolor pélvico u otro dolor durante las relaciones sexuales, que son síntomas de irritación del útero.

Algunas pacientes pueden presentar anemia (recuento bajo de glóbulos rojos) debido a la pérdida crónica de sangre o al exudado lento de sangre desde el útero. Los síntomas de anemia pueden incluir: debilidad, aturdimiento, falta de aliento, fatiga y aspecto pálido.

Al igual que con muchos tipos de cáncer, la pérdida de peso puede ser el síntoma inicial.

Cuando aparecen estos síntomas, es conveniente buscar atención médica. Si bien hay muchas otras explicaciones para el sangrado vaginal anormal y el dolor, el cáncer de endometrio es curable si se diagnostica a tiempo.

Cáncer de cuello de útero


La mayoría de las mujeres con displasia o cáncer pre-invasivo de útero no tienen síntomas. Las pruebas de detección, por lo tanto, son muy importantes.

Los síntomas que se pueden presentar son:

- Sangrado anormal. Cuando el cáncer se convierte en invasor, puede ocurrir sangrado inusual. El sangrado puede detenerse y empezar de nuevo entre los períodos regulares, o puede producirse sangrado después de la menopausia. Un sangrado inesperado también puede ocurrir después de relaciones sexuales o de un examen pélvico.
- Períodos menstruales más largos o más abundantes ​​de lo normal.
- Aumento en el flujo vaginal, que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón, sanguinolento o de olor fétido.
- Dolor durante las relaciones sexuales.

Estos síntomas no son exclusivos de un cáncer de cuello de útero. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), por ejemplo, pueden causar síntomas similares.

El cáncer cervical puede diseminarse a la vejiga, los intestinos, los pulmones y el hígado. Las pacientes con cáncer de cuello uterino por lo general no tienen problemas hasta que el cáncer está avanzado y se ha diseminado.

Los síntomas del cáncer de cuello de útero avanzado pueden incluir: dolor de espalda, dolor en los huesos o fracturas, fuga de orina o heces por la vagina, dolor pélvico, dolor en las piernas, fatiga, pérdida de peso, falta de apetito y piernas hinchadas.

La prueba de Papanicolaou es muy eficaz en la búsqueda de carcinomas de cuello uterino.