Contenidos

Versão em português


También de interés


Publicidad


Síntomas de cáncer de boca

Información sobre los primeros signos típicos del tumor bucal, señales iniciales frecuentes del carcinoma y la neoplasia oral.

Los síntomas del cáncer oral pueden ser inicialmente inespecíficos, como dolor, mal aliento y problemas del habla. El síntoma más común de un cáncer de boca son las lesiones, bultos o úlceras que no se curen entre dos y tres semanas, y que estén ubicadas en la lengua, los labios, la boca u otras áreas. Por lo general son pequeñas. A menudo estas lesiones son de color pálido, oscuras o decoloradas. Un signo precoz puede ser una mancha blanca (leucoplasia) o una mancha roja (eritroplasia) en los tejidos blandos de la boca.


En las primeras etapas, estas manchas blancas y rojas son advertencias de células anormales, un trastorno pre-maligno. Si se dejan sin tratar, pueden convertirse en cancerosas. Generalmente la lesión es indolora al principio, aunque puede producir una sensación de ardor o dolor en la boca cuando el tumor está avanzado. La lesión puede estar detrás de la muela del juicio o incluso detrás de la oreja.

Otros síntomas que pueden estar asociados con el cáncer bucal son los problemas linguales, la dificultad para deglutir y las llagas en la boca. El dolor y la parestesia (adormecimiento) son síntomas tardíos.

Las señales de advertencia de un cáncer en la cavidad oral son:

partes de la boca
Partes de la boca
- Una llaga en la boca, el cuello o la cara que no se curan en dos semanas, o úlceras, a menudo dolorosas y persistentes.
- Hinchazones, engrosamientos, bultos, protuberancias, manchas ásperas, o áreas erosionadas en las encías, labios u otras áreas dentro de la boca.
- Desarrollo de parches blancos, rojos o moteados (blancos y rojos) en la boca.
- Dificultad o dolor durante los movimientos de la lengua (trastorno de la movilidad lingual).
- Dolor o sensación de que algo está atorado en la parte posterior de la garganta.
- Dolor de oído (otalgia refleja)
- Dientes que se mueven (movilidad dental) o cambio en el encaje de la dentadura.
- Sangrado de las encías (gingivitis) u otras zonas de la boca.
- Pérdida de sensibilidad, entumecimiento o dolor inexplicables, en cualquier área de la cara, la boca o el cuello.
- Molestias al tragar (disfagia y odinofagia).
- Adormecimiento en la zona del nervio mandibular.
- Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos del cuello (adenopatía cervical).
- Dificultad para masticar, tragar, hablar o mover la mandíbula o la lengua.
- Ronquera, dolor de garganta crónico, o cambios en la voz.
- Dientes flojos o dentadura que no encaja.
- Dolor de oído persistente.
- Cambios inusuales en el sentido del gusto.
- Pérdida de peso significativa.

En general, si cualquiera de estos síntomas dura más de quinces días se debe consultar con su dentista o médico.

Cáncer de boca
El cáncer oral es un tipo de cáncer de cabeza y cuello que afecta a la boca. Se puede formar en el revestimiento de las mejillas, las encías, el paladar, la lengua y los labios. Los síntomas a menudo pueden ser similares a los de otras enfermedades menos graves, así que es importante consultar a su médico o dentista.

Durante su revisión dental anual, el dentista también tendrá en cuenta el cáncer oral. Los fumadores y bebedores deben ser revisados en mayor profundidad debido al riesgo.

En todos los casos sospechosos de cáncer oral debe ser realizada una biopsia.

Los signos y síntomas tardíos del cáncer de boca son:
- hinchazón en el cuello;
- incapacidad para abrir la boca completamente (trismo);
- dificultad para tragar o masticar;
- dolor al tragar o masticar;
- dificultad para mover la lengua o la mandíbula;
- pérdida del apetito (anorexia);
- pérdida de peso.

Hay otros signos y síntomas de cáncer de la cavidad oral que son más raros:
- Fístula orocutánea. Es una abertura desde el interior de la boca hasta la superficie de la piel. Los cánceres avanzados pueden pasar a través de la capa de grasa de la boca hasta la piel exterior, creando una abertura en la superficie.
- Fractura del hueso de la mandíbula. El cáncer avanzado de la cavidad oral puede debilitar el hueso de la mandíbula y causar su rotura.

FACTORES DE RIESGO DEL CÁNCER DE BOCA



El cáncer de boca es poco frecuente en niños y adultos jóvenes. El riesgo de desarrollar cáncer oral aumenta con la edad. Es mayor después de los 45 años de edad. Más hombres que mujeres desarrollan cáncer oral, y ocurre con más frecuencia en los hombres de ascendencia africana. Algunos estudios muestran que el nivel socioeconómico bajo, la falta de educación y los bajos ingresos están vinculados con una mayor tasa de cáncer oral.

Hay pruebas convincentes de que los siguientes factores incrementan el riesgo de cáncer de la cavidad oral:

fumar provoca cancer de boca
Fumar provoca cáncer de boca
- Tabaco. La mayoría de los cánceres de la cavidad oral están relacionados con el consumo de tabaco. Todas las formas de tabaco aumentan el riesgo de este tipo de cáncer, incluyendo cigarrillos, cigarros, pipas, y tabaco sin humo (incluyendo el tabaco de mascar). El aumento del riesgo depende del tiempo de uso de tabaco y la cantidad de tabaco que se consume. Fumar cigarrillos, puros o pipas aumenta el riesgo de cáncer en cualquier lugar de la cavidad oral. Estos productos suelen estar vinculados con el cáncer de labio si se asientan en los labios. El riesgo de cáncer de la cavidad oral aumenta en gran medida cuando el tabaquismo se combina con el uso de tabaco de mascar, el consumo de alcohol o ambos. El uso de tabaco de mascar está vinculado con el cáncer de encías y del revestimiento interior de las mejillas y los labios, porque el tabaco toca regularmente estas áreas. Si se sigue fumando después del tratamiento para el cáncer de cavidad oral, aumenta el riesgo de desarrollar un segundo cáncer de boca.

- Alcohol. El alcohol es uno de los principales factores de riesgo de cáncer de boca. Cuanto más se bebe, mayor es el riesgo. El uso del alcohol y el tabaco al mismo tiempo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer oral más que cada uno por separado.

- Masticar quid de betel (paan) y nuez de areca. La nuez de areca (la semilla del fruto de la palma oriental) envuelta en una hoja de betel es una costumbre común en el sur de Asia. El betel y el tabaco se mastican a menudo juntos. El betel y la nuez de areca contienen sustancias que causan cáncer, por lo que las personas que las mastican tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer oral, especialmente en el revestimiento interior de las mejillas y los labios.

virus del papiloma humano
Virus del papiloma humano (VPH)
- Virus del papiloma humano (VPH). El virus del papiloma humano es un grupo de más de 100 tipos diferentes de virus relacionados. Existen muchos tipos de VPH que se transmiten por contacto sexual, incluyendo el sexo oral. Pueden infectar los órganos sexuales (el pene, la vulva, la vagina y el cuello uterino), el recto y el ano. También pueden infectar la cavidad oral y la garganta. A los diferentes tipos de VPH se les da generalmente un número para identificarlos. La infección con el VPH-16 aumenta el riesgo de cáncer de la cavidad oral. La infección con el VPH-18 también puede aumentar el riesgo.

- Trastornos orales precancerosos. Las personas con trastornos precancerosos de la cavidad oral, como la leucoplasia, eritroplasia y fibrosis submucosa oral, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de boca. Estos trastornos se encuentran a menudo en las personas que fuman y beben alcohol en exceso o que mastican betel. La eritroplasia, que consiste en manchas o zonas rojas anormales que recubren la boca, tiene el mayor riesgo de desarrollarse en cáncer oral.

- Cáncer oral anterior. Las personas que ya han tenido cáncer de boca tienen un mayor riesgo de desarrollar otro cáncer de la cavidad oral, especialmente si continúan consumiendo tabaco o el alcohol. Tener cáncer de esófago, laringe, pulmón o cuello uterino también aumenta el riesgo de cáncer oral.

- Antecedentes familiares de carcinoma de células escamosas. El cáncer de células escamosas es el tipo más común de cáncer oral. El riesgo de desarrollarlo en la región de la cabeza y el cuello (incluyendo la cavidad oral) aumenta si un familiar de primer grado (padre, hermano o hijo) ha sido diagnosticado del mismo.

- Exposición al sol. La exposición al sol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de labio. Esto es especialmente cierto en personas que trabajan al sol durante largos períodos de tiempo, como los agricultores. Las personas de piel clara también tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de labio. La mayoría de los cánceres de labio se producen en el labio inferior, probablemente porque es el que está más expuesto al sol.

- Dieta baja en verduras y frutas. Muchos estudios han demostrado que no comer suficientes frutas y verduras aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de boca. Las sustancias como los carotenoides, que son comunes en las verduras y frutas, están vinculadas con un menor riesgo de cáncer oral.

- Sistema inmunológico deficiente. El sistema inmunológico puede estar más débil después de someterse a un trasplante de órganos o si se está recibiendo tratamiento para una enfermedad del sistema inmunológico. Las personas con un sistema inmunitario débil presentan un mayor riesgo de desarrollar cáncer de boca, especialmente cáncer de labios. El mayor riesgo puede ser debido a la infección por VPH o al consumo de medicamentos que suprimen el sistema inmune.

- Enfermedad de injerto contra huésped. Las personas que reciben un trasplante de células madre pueden desarrollar la enfermedad de injerto contra huésped. Se produce cuando las células madre sanas trasplantadas reconocen al cuerpo como extraño y comienzan a destruir las células del organismo, incluyendo las células de la boca. El daño a las células de la boca aumenta el riesgo de desarrollar cáncer oral.

- Liquen plano. El liquen plano es una enfermedad crónica que forma una erupción o llagas en la piel y dentro de la boca, por lo general en la lengua, las encías y el revestimiento de las mejillas. A veces las llagas pueden convertirse en úlceras. Tener liquen plano con úlceras en la boca durante mucho tiempo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de la cavidad oral.

Hay otros factores que podrían aumentar el riesgo de cáncer oral, aunque se necesitan más estudios:

- Mala salud oral y cuidado dental. La mala salud oral y dental se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer de boca. Las infecciones crónicas por bacterias y virus como el VPH en la cavidad oral pueden causar cáncer.

- Prótesis dentales mal ajustadas. Algunos estudios han mostrado que tener dentaduras que no ajusten bien aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de boca. Las prótesis dentales que irritan los tejidos de la boca y causan llagas, pueden provocar el desarrollo del cáncer.

- Beber yerba mate caliente. El consumo de yerba mate caliente aumenta el riesgo de desarrollar cáncer bucal. Beber yerba mate caliente es común en América del Sur. El mate se hace vertiendo agua hirviendo sobre las hojas de la planta de yerba mate, y la gente a menudo lo beben hirviendo a través de una paja de metal. Los investigadores creen que el mate caliente puede aumentar el riesgo de cáncer oral, ya que puede dañar las células de la boca.

- Humo de segunda mano. El tabaquismo pasivo puede aumentar el riesgo de cáncer de la cavidad oral en los no fumadores.

Hay otros factores que no se sabe con certeza si pueden estar relacionados con el cáncer de boca: usar enjuague bucal a base de alcohol, fumar marihuana y padecer anemia de Fanconi (un trastorno genético raro que afecta a la médula ósea, que no puede producir suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas).