Contenidos

Versão em português


También de interés


Publicidad


Síntomas de cáncer de pene

Primeros signos típicos del tumor, información sobre las señales iniciales que tiene el carcinoma y la neoplasia.

Los síntomas de cáncer de pene más comunes son los cambios que afectan a la piel que cubre el pene, ya sea como decoloraciones, engrosamientos o bultos. Entre las señales frecuentes para identificar el cáncer de pene están:
- Cambios en la apariencia de la piel del pene, por ejemplo de color.
- Secreción, a veces de olor desagradable.
- Zonas inflamadas, bultos, erupciones de color rojizo, protuberancias con costras o hinchazones de colores inusuales en el pene.
- Dolor inexplicable en la punta del pene.


- Sangrado de la piel del pene.
- Ganglios linfáticos inflamados en la ingle (adenopatía inguinal).

Estos síntomas pueden aparecer también en otros trastornos que no son cáncer, pero es necesario consultar al médico ya que los cánceres en su etapa inicial comienzan también con estos signos. Si el médico encuentra síntomas de cáncer de pene, le realizarán un examen físico y una biopsia, que consiste en extraer algunas células de la zona afectada del pene para examinarlas y detectar si hay cáncer.

Detección precoz del cáncer de pene


anatomia del pene
Anatomía del pene
Casi todos los cánceres de pene se desarrollan primero en la cabeza del pene (glande) o en la piel debajo del prepucio (si no está circuncidado). Es raro desarrollar cáncer de pene en el eje principal del pene. Por lo tanto, sólo se puede detectar un cáncer a tiempo si se tira hacia atrás del prepucio.

Por lo general, el primer síntoma de cáncer de pene es un cambio en el color de la piel del glande o del prepucio. La piel afectada también puede engrosarse o tornarse rojiza. El área afectada de la piel puede entonces desarrollarse de forma gradual en un pequeño bulto plano (a menudo de color azulado-marrón) o una llaga que puede sangrar. Por lo general no causa dolor. En algunos casos, el cáncer inicial se desarrolla como pequeñas protuberancias con costras.

Si no se trata, el cáncer suele crecer e involucrar a toda la superficie del glande y/o el prepucio. A continuación, se extiende a partes más profundas del pene y a otras áreas del cuerpo donde puede causar otros síntomas.

Los hombres suelen sentirse avergonzados o asustados por los primeros síntomas y pueden evitar ir al médico hasta que el carcinoma esté más avanzado, por lo que es importante informar de cualquier síntoma al médico de inmediato.

Los síntomas de cáncer de pene avanzado (en etapa 3 o 4), producen síntomas más generales como:
- Bulto en la ingle (debido a los ganglios linfáticos inflamados).
- Cansancio.
- Dolor abdominal (de barriga).
- Dolor en los huesos.
- Pérdida de peso sin explicación.

Tipos de cáncer de pene


carcinoma escamoso de pene
Carcinoma escamoso
Síntomas de cáncer de pene
Hay seis tipos de cáncer de pene diferentes:
- Carcinoma epidermoide de pene. Es un cáncer de las células escamosas del pene. Es el más común. A menudo afecta al prepucio o al glande.
- Carcinoma verrugoso de pene. Puede aparecer como una verruga en el pene, y por lo general está limitado al pene y no a otras áreas del cuerpo.
- Adenocarcinoma de pene. Crece a partir de las glándulas sudoríparas de la piel. Muy poco común.
- Melanoma de pene. Tiene su origen en las células llamadas melanocitos (que dan a la piel el color oscuro). Es poco frecuente, pero puede propagarse muy rápidamente.
- Cáncer de células basales. Se origina en las células de la piel. Es de crecimiento lento y suele estar localizado, sin extenderse a otras zonas.
- Sarcoma de pene. Se origina en el tejido conectivo del pene. Es muy poco frecuente.

Causas del cáncer de pene


fimosis
Fimosis
En la mayoría de los casos, la razón por la cual se desarrolla el cáncer de pene no se conoce. Sin embargo, hay factores que se sabe que aumentan el riesgo de desarrollar carcinoma de pene. Estos incluyen:
- Edad. El cáncer de pene es más común en hombres mayores de 50.
- Muchos casos de tumor de pene se asocian con una infección por virus del papiloma humano.
- Algunas enfermedades de la piel del prepucio pueden aumentar el riesgo de tener cáncer de pene en el futuro, como por ejemplo la eritroplasia de Queyrat y la balanitis obliterante xerótica (ambas enfermedades raras).
- La fimosis en los adultos y la falta de higiene en el prepucio. La fimosis hace que el prepucio se mantenga inusualmente apretado y no se alargue desde la cabeza del pene. Tener la circuncisión realizada de bebé o de niño parece proteger contra el cáncer de pene.

virus del papiloma humano
Virus del papiloma humano
La infección previa por el virus del herpes o el virus del papiloma humano (VPH) aumenta el riesgo de cáncer de pene. Hay muchas cepas de VPH. Dos tipos, el VPH 16 y el VPH 18, están involucrados en el desarrollo de muchos casos de carcinoma de pene. Estas cepas casi siempre se transmiten al tener relaciones sexuales con una persona infectada. Una infección con una de estas cepas generalmente no causa síntomas. Por lo tanto, no se puede saber si usted o la persona con la que tiene relaciones sexuales están infectados. En algunos hombres, las cepas de VPH que se asocian con el cáncer de pene parecen afectar a las células del pene. Esto las hace más propensas a volverse anormales más tarde (generalmente muchos años después), y pasan a convertirse en células cancerosas. En dos años, 9 de cada 10 infecciones con VPH se borrarán por completo del cuerpo. Esto significa que la mayoría de los hombres que están infectados con estas cepas de VPH nunca desarrollarán cáncer de pene.

Qué hacer si tiene los síntomas



Si detecta alguno o varios de los síntomas previamente expuestos, debe consultar a un médico, que le hará en primer lugar un examen físico del pene para evaluar las lesiones y comprobar si tiene los ganglios inguinales inflamados. En caso de dudas sobre un posible cáncer de pene, le realizarán alguna de las siguientes pruebas:

resonancia magnetica de un cancer de pene
Resonancia magnética
- Una biopsia de pene. Este es un procedimiento que consiste en extraer un pequeño trozo de tejido del pene. A veces, se extrae también tejido de los ganglios linfáticos de la ingle. Los resultados de la biopsia pueden tardar dos semanas.
- Una resonancia magnética del pene, para evaluar el tamaño del cáncer.
- Una tomografía computarizada del tórax, el abdomen y la pelvis. Estos análisis pueden proporcionar detalles sobre la estructura de los órganos internos.

Etapas del cáncer de pene


El cáncer de pene puede ser detectado en diferentes etapas, dependiendo de cómo se haya extendido, desde la etapa 1, donde el cáncer está confinado a la piel del pene, hasta la etapa 4 donde hay extensión a los ganglios linfáticos profundos de la pelvis o a otras partes del cuerpo.

Las células cancerosas también pueden estar en diferentes fases al analizarlas mediante una biopsia. Al mirar ciertas características de las células bajo el microscopio el cáncer puede ser clasificado en:
- Grado 1 (de grado bajo). Las células se ven razonablemente similares a las células normales. Las células cancerígenas se dice que están "bien diferenciadas", tienden a crecer y multiplicarse muy lentamente y no son tan "agresivas".
- Grado 2 (grado medio).
- Grado 3. Las células cancerosas se ven muy anormales y se dice que son "poco diferenciadas", tienden a crecer y multiplicarse muy rápidamente y son más "agresivas".

Conocer la etapa y el grado del cáncer ayuda a los médicos a asesorar sobre las mejores opciones de tratamiento.

Tratamiento del cáncer de pene


Se recomienda una operación quirúrgica en la mayoría de los casos. El tipo de operación depende del tamaño del tumor y su posición en el pene. Si el carcinoma es pequeño y está limitado sólo a la piel del pene, entonces se puede eliminar el tumor y una pequeña cantidad de tejido normal. Sin embargo, si el cáncer es más grande puede ser necesario eliminar parte del pene o incluso amputar el pene completo.

La cirugía reconstructiva es una opción para muchos hombres. Su cirujano será capaz de discutir los diferentes tipos de cirugía reconstructiva con más detalle. Los ganglios linfáticos de la ingle se suelen eliminar también durante la operación.

Además de la cirugía, puede ser sometido a quimioterapia y radioterapia, para asegurarse de eliminar los restos de células cancerígenas.

Si el cáncer está en una etapa inicial y sólo está en la cabeza del pene (glande), a veces los médicos recetan una crema citotóxica (mata-células).

Pronóstico del cáncer de pene


Hay una buena probabilidad de curarse si el cáncer de pene se diagnostica y se trata cuando se está en una etapa temprana (confinado al pene y no diseminado a los ganglios linfáticos). En general, cuanto más se tarde y más alto sea el grado del cáncer, peor es el pronóstico. Incluso si una cura no es posible, el tratamiento a menudo puede ralentizar la progresión del cáncer.

La mayoría de los tratamientos para el cáncer de pene no afectan a la capacidad para tener relaciones sexuales, incluso si necesita una operación.

El cáncer de pene, en general, es poco frecuente en los hombres de Europa y Norteamérica, pero relativamente común en hombres de Asia, América del Sur y África. Se presenta en menos de uno de cada cien mil hombres cada año en Europa.