Contenidos

Versão em português


También de interés


Redes sociales




Síntomas de cáncer de próstata

Información sobre los signos iniciales típicos del tumor prostático, primeras señales comunes de carcinoma avanzado y neoplasia prostática terminal.

El cáncer de próstata a menudo es de crecimiento lento y puede no dar síntomas durante muchos años. Los hombres con cáncer de próstata temprano probablemente no tendrán ningún síntoma, ya que sólo se producen cuando el cáncer es lo suficientemente grande como para ejercer presión sobre la uretra (el tubo que drena la orina desde la vejiga). En los hombres mayores de 50 años, la glándula prostática a menudo se agranda debido a un trastorno no canceroso llamado hiperplasia o hipertrofia prostática benigna.

Los síntomas tanto del crecimiento benigno de la glándula prostática como de los tumores malignos (cáncer) son similares y pueden incluir cualquiera de los siguientes: micción frecuente, nicturia (orinar con más frecuencia por la noche), dificultad para iniciar y mantener un flujo constante de orina, hematuria (sangre en la orina) y disuria (dolor al orinar). Alrededor de un tercio de los pacientes diagnosticados con cáncer de próstata tienen uno o más de estos síntomas, mientras que dos tercios no tienen síntomas.

El cáncer de próstata se asocia con disfunción urinaria cuando la glándula prostática rodea y presiona la uretra. Los cambios dentro de la glándula afectan directamente a la función urinaria. Debido a que los conductos deferentes depositan el líquido seminal en la uretra y las secreciones de la propia glándula prostática se incluyen en el contenido del semen, el cáncer de próstata también puede causar problemas con la función y el rendimiento sexual, provocando dificultad para lograr la erección o una eyaculación dolorosa.

El cáncer de próstata avanzado puede diseminarse a otras partes del cuerpo y causar síntomas adicionales. El síntoma más común es dolor en los huesos, a menudo en las vértebras (huesos de la columna), pelvis, o costillas. La diseminación del cáncer en otros huesos tales como el fémur se da por lo general en la parte proximal del hueso. El cáncer de próstata en la columna vertebral también puede comprimir la médula espinal, causando debilidad en las piernas, e incontinencia urinaria y fecal.

DETECCIÓN DEL CÁNCER DE PRÓSTATA EN ANÁLISIS


Cáncer de útero
El cáncer de próstata se puede detectar en un análisis de sangre que incluya el estudio del antígeno prostático específico (PSA), cuyo valor predictivo y uso ha sido recientemente cuestionado. El PSA es una proteína secretada normalmente por las células de la próstata, pero las células cancerígenas segregan diez veces más que una célula normal. Los niveles sanguíneos de PSA, sin embargo, pueden aumentar por otros muchos factores (volumen de la próstata, infección y/o inflamación, estrés mecánico), o disminuir por ciertos tratamientos de tumores benignos (finasteride). Los umbrales son difíciles de establecer, pero en niveles de entre 4 y 10 ng/ml ya se consideran significativos. Algunos autores han propuesto calcular la tasa de peso real de la próstata, o apreciar la proporción PSA libre/PSA total, o la cinética de la tasa de crecimiento de más de 2 años. Aunque es un marcador incierto para la detección, el PSA es un indicador clave para el seguimiento y tratamiento de los cánceres reportados.

La detección del cáncer de próstata también puede producirse durante un examen rectal, realizado a título sistemático o debido a síntomas relacionados con otra enfermedad (especialmente la hipertrofia benigna de la próstata).

También puede ser detectado por casualidad, en las piezas de próstata obtenidas durante el tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata.

Cuando es sintomático, el cáncer de próstata suele estar ya en una etapa avanzada y puede causar: retención urinaria aguda, hematuria, impotencia sexual, estado general deteriorado, dolor, y/o mal funcionamiento de otros órganos debido a la presencia de metástasis.

SÍNTOMAS DEL CÁNCER DE PRÓSTATA AVANZADO


Los síntomas de cáncer de próstata avanzado incluyen los síntomas mencionados anteriormente.

Los síntomas debidos a cáncer secundario dependerán de qué parte del cuerpo se vea afectada, aunque hay algunos síntomas generales que tienen algunos hombres. Estos incluyen estar más cansado que de costumbre, malestar general, y tener menos apetito de lo normal.

Cáncer secundario en los huesos


El primer signo de un cáncer secundario en los huesos es generalmente un dolor persistente en el hueso afectado. Esto puede llegar a ser doloroso, por lo que es difícil dormir por la noche, o moverse sin tomar analgésicos. El dolor generalmente está presente de día y de noche, mientras que el dolor de artritis, por ejemplo, a menudo es peor por la mañana temprano y no dura todo el tiempo.

Un cáncer secundario en el hueso puede hacer que gradualmente se haga más débil. El dolor y la debilidad puede hacer que el hueso se rompa con mayor facilidad.

Si los huesos de la columna vertebral están afectados a veces esto puede conducir a debilidad y sensación de hormigueo o entumecimiento en las piernas, debido a la presión que causa el cáncer en la médula espinal. Esto se conoce como compresión maligna de la médula espinal. Es importante informar al médico de inmediato si tiene este síntoma.

Cuando los huesos se ven afectados por las células cancerosas, puede liberarse en la sangre calcio adicional (hipercalcemia). Puede causar síntomas tales como cansancio, náuseas, estreñimiento, sed, falta de apetito y confusión.

Cáncer secundario en la médula ósea


A veces, el cáncer de próstata puede diseminarse a la médula ósea. La médula ósea es el tejido esponjoso que rellena los huesos y produce células sanguíneas.

Si la médula ósea no puede producir suficientes células sanguíneas, puede padecerse anemia. También puede ser más propenso a contraer infecciones o presentar hematomas o sangrado.

Otros síntomas


De vez en cuando el cáncer de próstata puede afectar otras partes del cuerpo tales como los pulmones, los ganglios linfáticos, el cerebro, o el hígado.